"Estaban locos..."

A comienzos de los años 90, Hugo Zagarzazu dejaba de correr en motocross tras haber comenzado a fines de los 70s, habiendo sufrido la falta de acceso a repuestos, accesorios e indumentaria. Mercedes Valdés venia de familia de comerciantes, y mostraba, con su corta edad, un conocimiento e intuición natural admirable. Ambos eran dueños de un almacén ubicado en el barrio de Pocitos, el cual trabajaban de Lunes a Lunes.

 

Tras la venta del “boliche”, luego de haber trabajado durante poco más de 10 años, la pareja tomó sus primeras vacaciones a la costa Este de los estados unidos. El contacto con el mundo de los deportes extremos en pleno apogeo hizo que decidieran "tirarse al agua" e invertir en lo que la mayoría consideraba una idea delirante, incluido su contador. Fue así que, en Enero de 1992 y con el objetivo puesto en trabajar exclusivamente con motos de competición, ATVs y Jetskis, se abrían las puertas de American Dream por primera vez. Empezando con tres motos de agua y una caja de pistones Wiseco Pistons, Mercedes y Hugo empezaban algo que cambiaría nuestros deportes por completo.

 

El acceso a repuestos e información técnica directamente del fabricante, cambiaron el motocross y la velocidad en tierra rotundamente. Ya no eran necesarios inventos y peripecias para conseguir un pistón o un juego de pastillas de freno. Estaba todo disponible en American Dream, repuestos accesorios e indumentaria, “¡Lo mismo que usaban en el AMA!”. Los usuarios de Jet y Moto de Agua podían poner en sus aparatos lo mismo que un piloto en Lake Havasu; marcas como Slippery, Jet Pilot, Protec y West Coast. 

Barradas 1709 - Tel.: 26019720 - Montevideo / Uruguay